jueves, 18 de agosto de 2016

Vivir en la playa de Cancun

La playa de Cancún serpentea sobre el Mar Caribe, como un ser mitológico y resplandeciente, que derrama oro tropical sobre el turquesa de sus aguas templadas.

Arena blanca y fina que acaricia la piel, igual que seda en polvo, en un paraíso que ninguno de nosotros debería perderse jamás.

A mí a veces me gustaría ser naufrago en altamar, para que las corrientes atlánticas me empujaran inevitablemente hacia sus playas. Y despertar de pronto  -sediento- en una de esas orillas blanquiazules de suave brisa marina.

Entonces me pondría en pie, exhausto, acudiría al primer chiringuito de la zona y pediría un enorme cóctel tropical, que me bebería de un trago, y a cuyo pago no podría hacer frente, eso sí, porque no soy más que un pobre naufrago.

- ¡Despierta, Andrés, que son las ocho!

Y ahí se acabó mi aventura marinera, claro.

Estaba soñando otra vez con irme de viaje al Caribe, pero mi madre me ha devuelto a la dura realidad.

Tengo cuarenta y dos años, soy soltero, gano menos de 600 euros al mes y aún no he podido abandonar la casa de mis padres para independizarme, porque voy al paro una y otra vez, por culpa de mis estudios básicos y de la crisis de mi sector.

Soy albañil, y nada me gustaría más que coger un barco y poner rumbo al océano, hasta tropezar con el continente americano, a ser posible, a la altura del Mar Caribe, concretamente en Cancún.

Allí me gustaría disfrutar de las playas, la paz y el descanso, y conocer a una chica de piel sedosa y bronceada.

Nos enamoraríamos perdidamente y pondríamos un chiringuito en la playa más turística de la zona, que nos reportaría satisfacción personal y cuantiosos beneficios económicos.

Con el dinero ganado en el negocio, nos compraríamos una casa junto al mar, con jardín, piscina y una enorme terraza.

Más adelante, tendríamos niños. Dos, tres, cuatro. No sé.

¡Pero basta de sueños, Andrés! Date prisa que a las ocho y media tienes que estar en la obra, o tu jefe te despedirá otra vez…

No obstante, no pierdo la esperanza. Algún día se cumplirán mis sueños.

Pepe me contó la semana pasada que él conocía a un amigo con una agencia de viajes que podía conseguir hoteles baratos en Cancún, y me animó a hacer realidad mis deseos.

Yo no sé cómo voy a conseguirlo con mis quinientos y poco euros mensuales de sueldo, y la incertidumbre de no saber hasta cuándo durará.

Así no hay quien haga planes ni tenga una vida normal como todo el mundo.

Mi jefe se va cada dos por tres de viaje, por toda Europa, por América del Norte… Y vuelve contando maravillas de sus expediciones y de paso, dándome una envidia tremenda. Lo cierto es que no entiendo cómo puede ganar tanto para permitirse esas cosas.

Y tendríais que ver el chalet que se ha construido… Todo un lujo. Hombre, también es verdad que él es constructor, y esa ventaja que tiene, pero ya me gustaría a mí ganar lo que él y poder hacerme un viaje todos los meses por ahí.

Los mejores sitios para tomar el sol

En otras zonas, se permite esto, creo que habíamos leído lo mismo [c&p] Científicos de la universidad de East Anglia han descubierto exactamente qué hace que la playa huela como tal. El misterio fue descubierto gracias a unas bacterias que habitan en la costa norte de Norfolk. El profesor Andrew Johnston y su equipo en UEA aislaron este microbio en el y consiguieron extraer el gas que produce ese característico olor, el Sulfuro Dimethyl (DMS). El DMS es un gas poco conocido, pero importante

Pregunta: Si me planto delante de la puerta de tu casa, pero en la calle y digo que no me aparto para dejarte pasar. ¿Quien tiene razón? ¿Tendrían que llamara los antidisturbios? Si te pueden "apartar" de calle, porque no de la calle que también es un espacio público, o de los parques que tienen horario. Respecto a la noticia en si, recuerdo que cuando desprivatizaron las playas si para acceder a estas tenias que atravesar una finca los dueños de la finca te tenian que dejar pasar o llamabas a la policia

Sería el primer barco (o submarino) que veo navegar siempre manteniendo la horizontalidad, sin cabecear ni un milímetro, y sin levantar una estela de agua a sus lados Si además te sientas en las rompientes para ponértelo sin exponer tu linda colita o bujero, te llevarás el daño en el orgullo metido por el culo en forma de rasposa arena LO que hay que leer. No vaya a la playa y quédese en casa con su familia rezando el rosario y flagelándose. Lo siento por los niños.

lunes, 11 de julio de 2016

Los ninos tocapelotas en la playa

La verdad es que la gente es gilipollas, para qué quieres tener eso en casa?? mítica chorrada que pierde toda la gracia a los dos días y lo acabas perdiendo o tirando a la basura... es como estos excrusionistas que ven una flor y la arrancan para llevarsela de recuerdo, y a la media hora de arrancarla está toda marchita y la tiran porque ya no es como antes... hay gente que no está preparada para salir de casa. El mundo está lleno de gilipollas. Quizá yo sea uno de ellos, pero eso no me impide volverlo a decir: El mundo está lleno de gilipollas.

El alcalde de (PP) califica la playa virgen de l'Ahuir como “la franja urbanizable más grande del Mediterráneo" + valorados El problema no es que no apreciemos la belleza de una playa virgen. Al contrario, nos apasiona la belleza. Nos gusta tanto que hacemos lo posible por follárnosla. Hemos dado el poder a personajes profundamente ignorantes de lo que gestiona. story resaca-de-san-juan, el problema es que por muy bueno que sea un niño, o dos, o tres o todos, están sus padres. Esos que no recogen sus mierdas, no evitan que te molesten o manchen los pies, se pongan a escarbar a tu lado y te rebocen de arena, etc, etc, etc.

Malaga ¿Y si nos da la gana a nosotros quejarnos de las familias con niños tocacojones que no dejan de dar gritos y molestar, que luego se ponen a zampar en la playa y cuando se van lo dejan todo echo un asco?. etiquetas: playa, mallorca, carteristas, rateros, delincuentes.